Bad Blood

La historia detrás de uno de los más grandes fraudes corporativos desde el caso Enron

Bad Blood portada

Este es uno de los libros que debemos tener en nuestra biblioteca personal, con el objetivo primario de entender cómo se origino unos de los fraudes sensibles y tecnológicos más grandes de la historia desde el famoso caso Enron. Pero también con el objetivo secundario de cómo un Startup puede crecer, generar confianza y conseguir inversión externa para levantar convertirse en una compañía que logro valorarse en Millones de Dólares.

El caso de negocio

Elizabeth Holmes se vislumbraba como una de las grandes emprendedoras de USA desarrollando un Startup con una solución prometedora en el análisis sanguíneo para la medicina.

El caso de negocio venia asociado con el desarrollo de un dispositivo autónomo capaz de realizar un análisis de sangre de forma rápida y principalmente con un mínimo de sangre provista por el paciente. A lo que llamo el Nanocontainer o Nano Contenedor en español.

nanocontainer image
el Nanocontainer, vista real

El nanocontainer se consideraba como una solución ideal por el mínimo de sangre a proveer, el cual se colocaba en un cartucho que a su vez incluía todos los elementos químicos activos.

El segundo paso, Edison

Edison fue el nombre que le dieron al dispositivo autónomo que recibía el cartucho e internamente combinaba nano muestras de sangre con los químicos activos para después generar los análisis respectivos y emitir un reporte.

Este dispositivo en realidad era el caso prometedor de Theranos, sin embargo todo el tiempo presento fallas en su funcionamiento mecánico, provocando la contaminación de muestras que resultaba en un análisis inexacto.

Entrevistas y sospechas

Con el éxito tan prometedor que se vislumbraba frente a Theranos, Elizabeth comenzó a participar en foros de entrevistas y convenciones donde comenzó a recibir cuestionamientos en la exactitud de los análisis provistos por Edison. Si bien el costo era muchísimo mas bajo en comparación a los costos con laboratorios tradicionales, la gente pronto comenzó a solicitar una segunda opinión a los resultados porque generaban sospechas de mala interpretación.

Esto llevo a los reporteros a cuestionar la manera en como funcionaba Edison y también iniciaron una investigación de un cambio operativo, para algunos análisis más complejos Theranos solicito que las muestras fueran llevadas a la oficina corporativa. Esto llevo a los reporteros a solicitar una visita a las instalaciones, solicitaron una demostración en vivo, pero el procedimiento completo no fue mostrado a los reporteros.

El personal interno era constantemente amenazada para no divulgar los procesos internos de análisis pero con el tiempo todo se vino abajo y salió a la luz pública.

Lo impresionante fue su capacidad de convencer a inversionistas de fondear su proyecto de negocio y lograr posicionar su empresa a un valor de millones de dólares. Quizás esto sea algo que yo trataría de imitar sin perder la ética personal y profesional.

Leave a Reply